Errores a evitar al mover un piano

Mover un objeto grande puede ser una tarea desalentadora para cualquier persona. Especialmente si ese gran objeto es un instrumento costoso. ¿Sabías que los pianos son el instrumento más movido en el mundo? Sin embargo, con el peso y el tamaño a considerar, se considera como mínimo un esfuerzo de equipo. Prevenir el daño a uno mismo o al piano es la prioridad número uno. En este blog, repasaremos los cinco errores más comunes al mover un piano y cómo evitarlos.  

Falta de ayuda necesaria para mover un piano

Al mover un piano, la mayoría de las personas piensan que pueden hacerlo ellos mismos. Sin embargo, en cualquier caso, use siempre al menos un equipo de dos personas. Lo menos que quieres hacer es terminar rompiendo un piano de miles de pesos por el error de lo fuerte que eres. Busque en los anuncios una empresa de mudanzas o realice una simple búsqueda en Google y asegúrese que la empresa tenga experiencia en mover pianos, simplemente si la empresa tiene equipo para mover piano, eso le dará la confianza y garantía de que sí podrá confiarles la labor.

Utilizar el equipo para mover incorrecto  

Nunca asumas que tus músculos son “equipos” cuando se trata de mover pianos. Desde mudanza hasta empaquetarlo, siempre querrá asegurarse de estar utilizando las herramientas más comunes y efectivas. Las herramientas de movimiento comunes incluyen correas, una plataforma rodante (carrito con llantas de goma) y una cubierta de piano o tablón de piano. Visite los sitios de equipos pesados para piano como moversupplies.com para comprar el equipo más confiable.

Tener un equipo ineficaz no solo puede dañar tu piano, sino que también puede lastimarte a ti. Las plataformas rodantes de menor grado pueden causar una gran extensión en su piano y las correas mal colocadas pueden causar tensión y fracturas en la infraestructura de su instrumento. Si siente que no tiene los conocimientos necesarios para mover un objeto tan grande, se recomienda buscar la ayuda de una empresa de mudanzas profesional. De esa manera, tampoco necesita salir y comprar herramientas costosas para moverlo.

Confiando principalmente en las ruedas del piano

¡Nunca confíes en las ruedas! Las ruedas son las ruedas pequeñas en la parte inferior de los pianos y son altamente decorativas. Su función principal es la de decorar, no es para moverse. Estos nunca deben usarse como una herramienta de movimiento principal. Las ruedas nunca se construyen para soportar movimientos pesados y se deterioran lentamente todos los días, lo que hace que sea peligroso mover constantemente los pianos, apoyados por las rueditas. Si alguna vez tiene que mover un piano, asegúrese de quitar primero las patas del piano y colocarlo en una plataforma rodante para su reubicación.

 

Subestimar el peso del piano

Además de subestimar la fuerza, la próxima gran subestimación es cuán pesado es realmente un piano. Obviamente, no puede colocar un piano en una báscula del baño, pero si no viene con una etiqueta proporcionada por el fabricante que le otorgue un peso definido o promedio, consulte en Google sobre los pesos aproximados o consúltenos a nosotros.

En promedio, los pianos verticales altos, que miden un metro y metro y medio, pueden pesar entre 227 y 363 kilos y los que miden menos de un metro pueden pesar entre 136 y 181 kilos. Los pianos de cola de 1.5 metros de largo pesan 250 kilos, de 1.8 metros de largo pesas 280 kilos y los más grandes, los de 2.7 metros de largo pesan entre 454 y 544 kilos.

Cuando llame a una empresa de mudanzas profesional, siempre le preguntarán sobre el peso, así que asegúrese de darles una medición precisa. Y recuerde, incluso si parece ligero, nunca lo será.

 

Apresurando el proceso de mudanza

Siempre tómate tu tiempo al mover un piano. Nunca querrás establecer un horario de media hora para mover un dispositivo tan pesado. Si planea moverlo usted mismo, asegúrese de establecer al menos un día preparándolo para mover. Asegúrese de tener muchas personas que lo ayuden y asegúrese de tener el equipo adecuado.

Si planea que los transportistas profesionales lo reubiquen, asegúrese de estar en casa cuando vengan para asegurarse de que tengan cuidado con su costoso piano. Tardarán al menos una hora o dos horas para moverlo y proporcionarán las herramientas necesarias. Si alguna vez le preocupa cómo manejan su piano, asegúrese de informarles que, después de todo, es suyo.

Pero más que nada, siempre planifique con anticipación. Los planes pueden fallar y los horarios pueden cambiar. Siempre tenga un plan de respaldo, recuerde, nunca lo mueva usted mismo. Así es como se rompen las cosas. Mantenga la mente tranquila y recuerde que una vez que mueva su piano, no tendrá que preocuparse más por eso por un largo tiempo.

Ahora tiene cinco errores comunes que suceden mover un piano. Espero que tomes la decisión correcta, ya sea moviendo el piano en grupo o contratando a los mudanceros. Y siempre con el equipo adecuado.

Feliz mudanza!